Category Charter Report
eco marítima dry bulk cargo puerto de cartagena, spain

No sólo llegan las luces de Navidad con el inminente cierre del 2023, también las liquidaciones de stock, la recogida del maíz de forraje, la semana de Black Friday y congestión por temporales e interrupción de operaciones de carga/descarga por carga sensibles a las condiciones climatológicas. Época activa también de ferias y convenciones del sector, tanto de armadores como de materias.

Se ha visto un claro repunte de la demanda, sobre todo en la zona de la península, que los armadores no han dudado en aprovechar para recuperarse de lo que hemos oído calificar en varias ocasiones como un “largo verano”. El Baltic Dry Index ha anotado un nuevo incremento semanal. Ya veremos si la situación es estable o puntual, lo que sí es seguro es que el pulso ha comenzado.

El Baltic Dry Index ha anotado un nuevo incremento semanal. Ya veremos si la situación es estable o puntual, lo que sí es seguro es que el pulso ha comenzado.

El tráfico desde el norte del Báltico hacia el sur y hacia ARAG no ha dejado de aumentar desde principios de octubre. De hecho, el comercio interbáltico en dirección oeste ha sido lo suficientemente estable como para estabilizar un mínimo los fletes procedentes de esta zona.

El mal tiempo en el Mar del Norte y el Báltico Norte ha empezado a alargar los tiempos de entrega, lo que ha dado a los armadores un poco de ventaja en las negociaciones de fletes, aunque sea escasa.

Siguen los ajustes a la baja en las tarifas ex-Danubio, aunque el ritmo de descenso se ha suavizado y algunos fletes incluso han dejado de bajar.

Competencia por las ventas de grano de África del Norte.

Los productores de cereales de la Unión Europea y Rusia han estado compitiendo por las ventas en el norte de África.

En el mercado de los handys, ha sido otra semana negativa en la mayor parte del globo, con una continua falta de cargas a lo largo de toda la semana y un aumento de tonelaje disponible a disposición de los fletadores que, junto con diversos acontecimientos marítimos, contribuyeron a una clara falta de actividad en este mercado.

El Golfo y la costa este de EE.UU. siguieron siendo las únicas regiones positivas en las que el mercado se mantuvo activo con una cantidad de cargas considerable unido a un tonelaje limitado en el área.

En Asia la activad fue limitada nuevamente con demandas escasas, al igual que en la zona del Océano Índico y Australia con tonelaje disponible a la espera de empleo.

En lo relativo a los ultramaxes y supramaxes, la semana ha sido más bien tranquila para el sector, pero con un sentimiento positivo en algunas zonas.

En la cuenca Atlántica mucho de los operadores y armadores se ausentaron de sus despachos y se desplazaron a Hamburgo para acudir al Eisben un año más donde gran parte del sector se congregó durante varios días.

Nuevamente, se observó un impulso claramente positivo en la zona del Golfo de EE.UU. con una fuerte demanda fronthaul y transatlántica desde el continente europeo y el oeste de África, siendo la demanda en el Atlántico Sur más limitada.

En Asia se produjo un ligero cambio de tendencia a medida que avanzaba la semana, con un ligero endurecimiento del tonelaje y mejores niveles de nueva demanda que hizo subir ligeramente el nivel del mercado, siendo la zona del Océano Índico la más tranquila del área sin demasiada demanda, pero tampoco con bajada del mercado.

La semana dejó una extraña sensación en el mercado Panamax. Los factores subyacentes en el Atlántico Norte sugerían que las ganancias serían más significativas, pero no se materializaron tanto se podría esperar en estos casos.

Los fletes subieron en su mayoría gracias a una demanda fuerte frente a un tonelaje disponible equilibrado. En el Continente y el Mediterráneo hubo una sólida demanda ex NC Sudamérica y Golfo de EE.UU., al igual que las tarifas en la Costa Este de EE.UU., donde aumentaron durante toda la semana.

En Asia la actividad fue variada, con una buena actividad en el sur, con una sólida demanda de carbón desde Indonesia y Australia, por lo que el nivel de flete se mantuvo e incluso aumentó ligeramente, sin embargo, en el norte la actividad fue algo más pausada.

Con respecto a los buques de tamaño Capesizes, la semana comenzó con un alentador inicio en el mercado del Pacífico, marcado por un sentimiento positivo y un notable aumento del volumen de carga con varias licitaciones y cargas controladas por operadores, lo que llevó a un aumento del mercado significativo en la región. Además, el comienzo de la semana fue ajetreada en la zona por la participación activa de los tres principales actores del mercado lo que ayudó a ese incremento de los niveles de flete. Sin embargo, a medida que avanzaba la semana, la actividad del mercado en el Pacífico fue disminuyendo gradualmente, lo que se tradujo en una regresión de los fletes y una suavización de las condiciones.

También en el Atlántico, especialmente en el Atlántico Sur, continuó el impulso positivo, con grandes cargas y pujas al alza, acompañado de escasez en el tonelaje disponible, por lo que aumentó significativamente el nivel del mercado en el área.

En conjunto, fue una semana de fluctuaciones, con fuertes arranques, caídas y repuntes tanto en el Pacífico como en el Atlántico, mientras que el Atlántico Norte se mantuvo con una actividad limitada, lo que contribuyó a mantener los niveles del mercado ya vistos, incluso disminuyendo ligeramente.

Mercado de Cereales

La pasada semana el USDA ha publicado su informe global de previsión de cosechas (WASDE), sitúa la cosecha actual en un 1,7% por encima de la de 22/23 cuando se contabilizaron 2.749,97 millones de toneladas.

La cosecha más fuerte que se registrado en el informe es el maíz, gana frente al anterior 6,1 millones para alcanzar los 1.220,79 millones. El volumen global es un 5,5% superior al de la 22/24 cuando se cosecharon 1.157 millones. Estados Unidos es el tradicional líder la cosecha 23/24 allí supera en un 11% a la previa. China ocupa el segundo puesto con 277 millones, casi repitiendo exactamente las cifras de la campaña previa, mientras que Brasil pierde frente a la anterior un 5,9% pues ha pasado de 137 millones a 129.

Destacar el incremento de rendimiento que vive este cultivo en la Unión Europea pues los 59,80 millones de toneladas que anuncia el USDA son casi un 15% más que en la 22/23 cuando fueron 52,29 millones. Argentina alcanza los 55 millones, con un ascenso del 62% sobre la anterior donde sufrió el azote de la sequía. Los dos países en guerra han ganado en el último mes un millón de toneladas, Rusia para alcanzar los 16 millones, un 1% más que en la previa; y Ucrania para sumar 29,50 que son casi un 10% más que en la anterior.

En cuanto al Trigo el informe sitúa a China como líder en este sector con unas estimaciones de cosecha de 137 millones, dato que casi repite la 22/23. Europa mantiene en segundo puesto en este sector con 134,3 millones.

Finalmente, subrayar los 113,50 millones de toneladas de trigo, en relación con la 22/23, ha ganado un 9,1%.

Estados Unidos se mantiene estable

Rusia ha ganado 5 millones de toneladas, vs el informe anterior. Argentina ve como su producción de trigo se ha reducido en 1,5 millones hasta los 15 millones, en el actual informe, pero esos datos casi superan en un 20% al de la 22/23 cuando sufrió una dura sequía.

Se aprecia estabilidad en Ucrania con 25 millones de tonelada en la 23/24, elevado su estadística en un 4,6% sobre la 22/23 cuando fueron 21,5.

Con un ascenso de un millón sobre el anterior informe, la producción mundial de soja en la 23/24, se coloca en los 400,42 millones de toneladas, que son un 7,5% más que en la 22/23, cuando se cosecharon 372,2 4 millones.

Brasil lidera este sector con 163 millones, subiendo un 3,1% sobre los datos de la campaña previa cuando fueron 158 millones.

La soja ha subido desde mediados de octubre, apoyada por las condiciones de sequía en el norte y centro de Brasil. Sin embargo, las lluvias previstas para la próxima semana han aliviado las preocupaciones sobre cómo el clima en las zonas clave de siembra podría perjudicar a la producción.

Mercado de Metales

Los precios del cobre subieron el viernes, impulsados por la debilidad del dólar y preocupaciones sobre una posible reducción del suministro minero. La cotización a tres meses en la Bolsa de Metales de Londres (LME) ganaba un 0,2%, a 8.240 dólares la tonelada, tras retroceder desde máximos de seis semanas en la sesión anterior.

A corto plazo, las señales técnicas sugieren una corrección, pero los precios deberían reanudar la tendencia alcista a finales de año, añadió. El cobre en la LME ha rebotado desde un mínimo de 11 meses de 7.856 dólares el 23 de octubre. El dólar se encaminaba a una de sus mayores caídas semanales del año frente a las principales divisas, a medida que aumenta la preocupación por el empeoramiento de las perspectivas económicas mundiales.

En otros metales básicos, el aluminio bajaba un 0,5%, a 2.204,50 dólares la tonelada; el níquel perdía un 0,3%, a 16.975 dólares; el zinc restaba un 0,9%, a 2.552 dólares; el estaño caía un 0,1%, a 25.160 dólares; y el plomo subía un 0,1%, a 2.285,50 dólares. El precio del oro alcanzó el viernes su nivel más alto en dos semanas y se preparaba para registrar su primera subida semanal en tres semanas, ya que las expectativas del mercado de que la Reserva Federal haya terminado de subir las tasas de interés pesaron sobre el dólar y los rendimientos del Tesoro.

Los metales preciosos, el oro al contado subía un 0,5%, a 1.991,48 dólares la onza, el pasado viernes. Los precios han subido un 2,8%.

El mercado está valorando la posibilidad de recortes de tasas ya en mayo del año que viene, después de que los datos apuntaran a una ralentización de la inflación. La pasada semana, el índice de precios al consumo estadounidense se mantuvo sin cambios en octubre y el índice subyacente subió un 0,2%, menos de lo previsto, mientras que los precios a la producción registraron la mayor caída en tres años y medio.

El dólar se encaminaba a una caída semanal, lo que abarataba el oro para los compradores de otras divisas, mientras que el rendimiento del Tesoro a 10 años también caía.

La plata al contado subía un 1,9%, hasta 24,14 dólares la onza, y un 8,5% en lo que va de semana. El platino subía un 1,3% a 903,81 dólares, pero ha ganado un 7,6% en la semana.

El paladio subía un 1,8%, hasta 1.056,26 dólares la onza, y se encaminaba a su mejor semana en más de un año.

  • Parece que los fletes en ligero aumento y las dificultades a causa del periodo invernal se van a generalizar, la llegada del fin de año y la búsqueda de renovación de los coas para el próximo periodo, junto a la entrada en vigor de un sumando más en la cuenta de los cálculos de viaje con los ETS van a inflar los fletes a favor de los armadores, aunque siempre en los tramos cortos que la situación macro-económica impone.
  • Parece que la parada de la tendencia inflacionista ha dinamizado los mercados en Europa y el pesimismo generalizado que sentíamos empieza a amainar a favor de cierta esperanza en el el año 2024 no sea tan triste, tal vez también este factor este apoyando a esta mejora a favor de los armadores. Veremos.
  • Las guerras que nos rodean ya se han asumido y dejan de ser elemento clave en los cálculos tanto económicos como en los fletes y esta, digamos normalización del mercado, creemos ayuda a estos sentimientos de cierta esperanza.

Parece que los fletes en ligero aumento y las dificultades a causa del periodo invernal se van a generalizar, la llegada del fin de año y la búsqueda de renovación de los coas para el próximo periodo, junto a la entrada en vigor de un sumando más en la cuenta de los cálculos de viaje con los ETS van a inflar los fletes, aunque siempre en los tramos cortos que la situación macro-económica impone.

La información contenida en este «post» se hace únicamente a título informativo, reservándose Eco Marítima el derecho de suspender su difusión, total o parcialmente, y de modificar la estructura y contenido de esta publicación sin aviso previo. No responderemos de los daños o perjuicios causados por decisiones tomadas en base a la información difundida por este medio, ni de posibles inexactitudes, omisiones o errores contenidos en el mismo.